Honorino Angulo, dirigente de Aysén: “Iván Fuentes se transformó en un problema para nosotros”

Este lunes 25 de junio anduvo por Valparaíso uno de los gestores y líderes del movimiento social por Aysén, Honorino Angulo Mansilla. Estuvimos en la conversación que este presidente de los pescadores artesanales de esa ciudad sostuvo con Nelson Aramburu, de Radio Placeres, en la que hizo un duro y desconocido análisis de la situación actual de su región. “No hemos conseguido nada. Todas las compensaciones que habíamos conseguido anteriormente se hacen ver como actuales”, aclara.

El principal blanco de sus críticas es el vocero Iván Fuentes, a quien además acusa de haberlo mencionado para la querella contra los 22 imputados por la Ley de Seguridad del Estado que presentó el gobierno. “Él entregó mi nombre para proteger a sus hijos que cargaban molotov”, dispara Angulo.

¿Cómo se gesta el movimiento en Aysén, quiénes lo crearon, qué organizaciones lo conformaron y cómo logra surgir?

- Se preparó durante 3 años, resumiendo las necesidades del pueblo, de cada demanda particular, de cada sector. Fuimos generando la unión de mar a montaña y de montaña a mar: campesinos, agropecuarios, pescadores, trabajadores de las empresas, empleados fiscales; todos tenían una petición que hacer. La pesca artesanal tenía algo que decirle al gobierno y desde la distancia no podíamos aunar voces con Valparaíso o Arica; aún no sabíamos que CONAPACH (Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile) o CONFEPACH (Confederación Nacional de Federaciones de Pescadores Artesanales de Chile) estaban firmando documentos y llegando a acuerdos a espaldas nuestras, eso lo supimos con el movimiento. Algunos pescadores artesanales ya no lo son porque traspasaron las cuotas a los industriales. Iván Fuentes y Misael Ruiz, los voceros del movimiento, negociaron desconociendo la realidad y la demanda del sector pesquero. Sólo después supimos que ellos estuvieron con Longueira, con (Pablo) Arancibia (Seremi Economía), representando y negociando nuestra región, cuando jamás se les dio la orden de venir a Santiago; salieron a escondidas.

Movilizaciones en Aysén. Foto Leonel Islas

Con respecto a Aysén previo al movimiento, ¿qué puedes decir? ¿Y qué pasa hoy después de lo ocurrido en el verano?

- Nos habíamos preparado, teníamos reservas de dinero y alimentos para la movilización; hoy nos encontramos pobres y basureados por las autoridades y con mayor desigualdad: no hemos conseguido nada. El metro de leña había sido un acuerdo anterior, para bajar la movilización. Todas las compensaciones que habíamos conseguido anteriormente se hacen ver como actuales, salvo la construcción del hospital que comienza el 1 de octubre.

Iván Fuentes. Foto Leonel Islas

Angulo recuerda que en medio de las movilizaciones del verano -mientras él se encontraba en la calle- a Iván Fuentes lo dejaron encargado del teléfono. Fue allí, dice, donde pronto se convirtió en vocero del movimiento, pues “los medios necesitaban un rostro para desvirtuar al gobierno”. “Pero la UDI lo compró y luego la DC”, asegura, y dispara: “A Iván le enseñaron a manejar el problema y se convirtió en un problema para nosotros. Pensó: para qué arreglar las cosas de una vez y quedar sin pega; mejor se llegaba al acuerdo con el gobierno de generar una mesa de diálogo. Es que a Iván le gustó esto de las cámaras y la negociación política. Imaginen que hoy está levantando la candidatura de (Claudio) Orrego… ¡Uno de los pescadores!”, acusa Honorino.

¿Y qué pasó con los acuerdos?

- Hoy Aysén es el festival de los acuerdos: se están firmando sólo acuerdos y eso pasa por el negocio. Finalmente a la región se le castiga para darle prioridad a Pablo Galilea, quien es dueño de los montes donde se explota la leña, él tiene el monopolio. La empresa allá no tiene nombre pero todos saben quién o quiénes están detrás. Él tiene el monopolio y el gobierno favorece su negocio.

Para Angulo, la influencia de la derecha en la zona es también clave en el negro panorama post movilizaciones que describe. “Las reuniones de la mesa social y Hinzpeter fueron acordadas por la derecha. El senador (Patricio) Walker trabajó muy bien por la región, poniendo a (Iván) Fuentes a la cabeza. Luego la derecha financió viajes, hospedajes, comida y cócteles, los pisco sours que se tomaron, incluyendo a la alcaldesa y los concejales que eran socialistas”, dice. Una negociación que -recuerda- definió también la suerte de los 22 imputados por la Ley de Seguridad del Estado, entre los que se encontraba él. Sobre esto último denuncia: “Fue Iván (Fuentes) que me entregó, para proteger a sus hijos que cargaban con molotov; y eso que Iván era la cara, no lo inculparon. A la movilización en la calle cada uno fue bajo su responsabilidad, pero luego hubo presiones para que se diesen nombres, así nos sacaron fotos y las pasearon por La Moneda como a delincuentes… porque quienes entran en La Moneda son delincuentes”, dice Honorino.

La traición de los representantes

Cosme Caracciolo (ex CONAPACH) y Honorino Angulo

¿Y con respecto a la actual movilización de los pescadores?

- Estamos acá porque formamos una comisión de pescadores para presentar ante las autoridades. En un país de reglas, regulaciones, documentos, carpetas, en fin, papeleos… nuestra legitimidad. El ministro de economía nos ha conocido, reconocido y también nos recibe. Estar acá significa poder terminar en una gran movilización nacional por el derecho a la pesca artesanal. Se dice que hay que mejorar la alimentación de la juventud, que consuman pescado, pero le damos el pescado a la industria salmonera. Un recurso que teníamos para nuestro consumo era la sardina, pero le vieron el potencial como alimento para el salmón. No puede ser que hoy la industria, nacional o internacional, saque beneficios de la pesca sin pagar por los derechos nuestros; están sacando un recurso que nos pertenece a nosotros, a todos los chilenos.

Entre quienes acompañaron a Honorino Angulo en su paso por Valparaíso, estuvo Cosme Caracciolo, ex CONAPACH y quien criticó duramente la labor de la Conferederación Nacional de Pescadores Artesanales en la conversación. “Nosotros nos retiramos de CONAPACH porque la dirigencia actual firmó acuerdos con el gobierno, desconociendo las necesidades y demandas históricas del mundo de la pesca. Hoy la industria puede seguir haciendo arrastre. Además, se le entregan los derechos sobre el recurso del jurel por 20 años a los industriales, o sea, a 7 familias. CONFEPACH y CONAPACH traicionaron los intereses del país y de la pesca artesanal”, dice el ex dirigente.

Las barricadas fueron una de las medidas de presión de los ayseninos, que luego significaron la persecusión de dirigentes como Angulo. Foto Leonel Islas

“La mesa iba bien hasta que se metió la política”

¿Y qué le pides a la región de Valparaíso?

- Valparaíso, con la juventud que tiene, puede cambiar el destino de Chile. El recurso es de los chilenos, no de 7 familias. Hoy la principal fuerza desde abajo puede cambiar la Constitución, es lo primero que exigir a un candidato, si no, no sirve. Tiene que ser capaz de cambiar la Constitución que dejó ese perro Pinochet y que administró la Concertación. Necesitamos candidatos que puedan cambiar la Constitución para cambiar el país.

¿Qué pasa con las redes comunicacionales?

- Allá contamos con tres radios y medios comunicacionales, incluso uno es de la UDI, la milenaria que nos llama “vengan a dejar la cagá”; está Canal 11, la Ventisquero, donde tenemos 1 hora, y por supuesto la Santa María, del Obispado, que es nuestra.

¿Cómo ves la lucha estudiantil?

- Hay que sacarse el sombrero por la juventud que nos remeció y nos dio el tirón de orejas. Ellos son los patrones del cambio y nosotros somos responsables de acompañarlos. La ley de Longueira es un atropello a los derechos humanos; por eso quiero ver a la juventud luchando por esos pescados, son de ellos, su alimentación y la de sus hijos. A luchar muchachos, los esperamos en la calle. Porque tiene que nacer una política joven, que saque a los viejos con sus ideas tan antiguas que no podemos cambiar. Iván Fuentes tiene cercanía con la gente, el pueblo, pero no con los trabajadores. Hoy las 36 organizaciones sociales de la mesa se bajaron, sólo continúa el gobierno junto a (Iván) Fuentes, (Misael) Ruiz, la alcaldesa y sus concejales. De hecho, María Inés Oyarzún, ayer de la UDI, hoy se postula con los socialistas. La mesa iba bien hasta que se metió la política.

Imagen principal: Rens Veninga

4 commentarios
  1. 853 días ago
    Alejandro Godoy Gómez

    gracias por el link me interesa el tema

  2. 852 días ago
    jenny raihuan paillacar

    que pena me da angulo,quiere ser un ivan fuentes cuando el tuvo la oportunidad de hacer algo por la region nunca lo hizo y ahora se victimisa habla de la mesa social cuando nunca quiso integrarla ¿de que esta hablando ? me das mucha pena honorino y compañia.

  3. 852 días ago
    eduardo Gallardo Gueiquen

    Al Sr. Honorino Angulo y compañia

    Que lamentable que dirigentes como tu, esten ensuciando un trabajo de toda una región y que es el orgullo de los Chilenos, el movimiento social comenzo dos mes antes cuando no habia trabajo en noviembre y diciembre la gente no tenia que darle a sus niños en navidad, que pena tus dichos, cuando nos reuniamos para iniciar esto tu no estabas y menos apareces firmando los documentos que se enviaban al gobierno.

    Esta epopeya, la escribimos los Ayseninos de corazón, liderados por Ivan Fuentes y Misael Ruiz, junto a dirigentes vecinales, gremiales, concejales, Alcaldesa de Aysen Marisol Martinez, los dializados, los estudiantes, los pescadores de corazón y quienes creyeron que todo es posible con la unidad y la esperanza de un Chile mejor.

    Efectivamente, hay que cambiar la constitucion y apoyar a quienes se comprometen realmente con la causa, hoy somos la historia en vida y quienes quieran conocernos, seguimos trabajando hasta lograr los once puntos, todo no se da en forma inmediata, el Miercoles 03 de Julio ingresa al congreso la Zona franca para Aysén, que sera bueno para las familias más necesitadas porque podremos tener más posibilidades de armar nuestra casita, la compra de los terrenos tanto en Puerto Aysen como en Puerto cisnes este año, para los comites de viviendas y de esta forma los subsidios hiran directamente a la construccion de sus viviendas, la construcción de la sala de Dializados en Puerto Aysen, las becas seran reintegradas a los jovenes que el gobierno se las habia quitado, el sueldo regionalizado, el bono de zona aisladas para los funcionarios públicos, la Universidad Estatal, la construcción del Hospital, el campesinado con sus planes de manejo y ademas seran parte del consejo consultivo regional, 60 cursos con para formar pequeños empresas de leñeros con apoyo del estado, un programa de conectividad Vial para los caminos secundarios destinados a los valles donde no hay conectividad y poder asi sacar sus productos como madera, leña, ganados, etc., otros muchos más que seria largo enumerar, la Mesa Social de Aysen sigue trabajando para el bien de nuestra gente de la región de Aysen.

    Solo a tener confianza que esto no ha terminado, solo Dios es testigo de el sacrificio que se esta realizando por todos nuestros dirigentes sociales, que como todos sabemos para esto no nos pagan, solo persecuciones y amenazas pero eso nos da mas fuerza para seguir trabajando.

  4. 620 días ago
    Henry James

    Al señor Eduardo Gallardo:
    Aquí lo que hace falta es una revolución, ¿Qué es eso de andar formando pequeñas empresas para explotar la madera? ¿Y esas negociaciones a espaldas del pueblo? ¿Garantizadas por quién, por los politiqueros de la UDI o la Concertación, que llevan 20 años riéndose del pueblo chileno y atropellándolo? Con que facilidad algunos se olvidan de las cosas y depositan su confianza en los que hasta ayer nomás eran políticos vendidos al sistema. Y en cuanto a los dirigentes, es lo de siempre, cuando el pueblo deja de movilizarse y pierde iniciativa, ellos corren a firmar acuerdos y a hacer arreglos por debajo, eso que denuncia Angulo de que algunos viajaron a Stgo a negociar con Longueira y Arancibia sin mandato de ninguna asamblea, es decir sin el pueblo, es algo muy grave. Y qué me dice de eso de permitir que imputen a compañeros con leyes terroristas?
    Repito, aquí falta una REVOLUCIÓN en serio, no se puede hablar con un gobierno que representa cosas totalmente opuestas a lo que necesita la gente, el pueblo de Aysén pudo y puede tomar las riendas del asunto, no solamente parar los medios de producción con la HUELGA GENERAL, sino que ocuparlos y ponerlos a producir sin los patrones, sin el estado centralista y burocrático (y encima fascista) y sin los empresarios, generando formas no capitalistas de producir (por ej. suprimiendo la pesca de arrastre, 100% artesanal) y cambiando así las relaciones sociales de las personas, va a ver como todo empieza a mejorar, y mucho más rápido que consiguiendo acuerdos en mesas truchas o votando leyes en el parlamento